Estudio ‘Percepciones y expectativas económicas de las pymes’ Medición N°23, marzo 2019

Sobre los aspectos particulares de las pymes de cara a los próximos 6 meses; un 57% considera que las ventas de su empresa van a mejorar y un 47% considera que la situación financiera de su empresa mejorará.

  • El Índice de Percepción y Expectativas de las PYMES (IPEP) del “Barómetro PYMES” que realiza mensualmente AVLA, sigue sobre el nivel de equilibrio y continúa reflejando la confianza que hay en el entorno político, económico y social de cara al futuro de Chile. Esta última medición se sitúa en 75 puntos; por debajo de la medición efectuada en el mismo período en 2018 que se situó con 84 puntos. En comparación de los meses anteriores, ésta refleja el índice más bajo de lo que se lleva del año; la última medición de enero 2019 entrego un índice de 76 puntos, y la de febrero 2019 se situó en 77 puntos.

Los encuestados analizaron las proyecciones de su propia empresa:

  1. Tuvo un leve aumento comparado con la última medición de febrero 2019, ésta considera que un 33% opina que la situación general de su empresa es “buena”, con un 31% de la medición anterior. Respecto a la situación general de las PYMES, se observa un escenario con mayor pesimismo en comparación con la medición anterior: el 20% considera que su situación es “mala” (12,38% en el mes de febrero 2019).
  2. Un 52% estima que en los próximos 6 meses la situación de “su empresa” va a “mejorar”, un gran aumento en comparación del 41% de la medición de febrero 2019. Mientras que un 15%, considera que la situación general de las “PYMES” va a “empeorar”. Se observa un aumento en comparación con la última medición que arrojó un 11%, se observa un menor optimismo por parte de las pymes al proyectarse.
  • Un 62% de los encuestados consideran que el país (en aspectos políticos, económicos y sociales) va por un “buen camino”, una notable disminución respecto al 84% registrado en la última medición de marzo 2018. Los datos de la encuesta de febrero 2019 reflejaban un escenario levemente más optimista, un 63% de los encuestados registraban que su empresa iba por un “buen camino”. Además, se observa un aumento de la cantidad de empresas que piensan que su empresa se encuentra por un “mal camino”, en la medición anterior se registró un 26% y en la medición actual un 31%.
  • Existe un resultado que se ha visto en todas las mediciones, y que es la divergencia de percepción que se genera entre “PYMES” y “Grandes Empresas”. Un 70% de los encuestados considera que la situación general de las grandes empresas es “buena” y tan solo un 1,44% considera que la situación general de las grandes empresas es “mala”. La percepción de las pymes, tan solo un 12% considera que la situación de su empresa es “buena”. La situación positiva se ha mantenido por parte de las grandes empresas, a pesar de que en esta medición se observa una baja en comparación con las mediciones anteriores, en la medición de febrero 2019 el 78% considera que la situación de las “Grandes Empresas” es “buena”, lo que demuestra una disminución de optimismo en lo que se lleva del año por parte de las grandes empresas. En el caso de las proyecciones de las grandes empresas, es menos optimista que su situación actual, tan solo un 52% opina que su situación “mejorará”, mientras que un 0,96% opina que su situación “empeorará”.
  • Por otro lado, se obtuvo nuevamente una leve disminución a un 12% que considera que la situación actual de las PYMES es buena y un 26% piensa que la situación general es “mala”. En comparación con la medición anterior de febrero de 2019, las PYMES que consideran que su situación general es “buena” era 12%, también se observa un aumento de los que consideran que su situación general es “mala”, ésta entregó un 19%.
  • Sobre los aspectos particulares de las PYMES de cara a los próximos 6 meses; un 58% considera que las ventas de su empresa van a mejorar y un 47% considera que la situación financiera de su empresa mejorará. Estas cifras, en ambos casos, demuestran una gran disminución en comparación al 72% y 67% demostrado en la medición de marzo de 2018.
  • El Índice de Percepción Económica de las Pymes se sitúa en 75 puntos, tuvo una leve disminución frente a los 77 registrado en la medición de febrero 2019 y también de la medición de enero 2019 que se presentaba con 76 puntos. (Ver Gráfico 1).

Gráfico 1 Índice de percepción y expectativas de las pymes.

Responsabilidad del Impacto Social y Ambiental de las empresas.

  • Al preguntar a los participantes si creen que su empresa tiene integrada la estrategia de “triple impacto” (impacto económico, social y ambiental); un 39% respondió que “sí”, un 49% dijo que “no” y el 19% contestó que no lo sabe. Con esto más de la mitad de los encuestados declara no tener integrada la estrategia de “triple impacto”.
  • Luego se les preguntó si conocen las empresas B, empresas que forman parte de un movimiento global, en donde persiguen la estrategia de “triple impacto”. Un 46% respondió que sí los conoce, y un 54% dijo que no los conoce.
  • También se preguntó si las empresas B crean un ecosistema favorable para la economía; un 83% dijo que sí, mientras que el 17% dice que no.
  • Se les preguntó a los participantes cuales creían que podían ser las ventajas y desventajas de ser una empresa B. En el gráfico a continuación se pueden observar las respuestas correspondientes (Ver Gráfico 2).

Gráfico 2: Responsabilidad del impacto social y ambiental de las empresas.

  • Los puntos que más valoran los encuestados de las empresas B son la atracción de nuevos talentos, además de ser reconocida y ser moderna (innovadora e inclusiva). Las mayores desventajas son la baja variedad de empresas B por sector económico y que el gobierno no entregue un respaldo legal pertinente frente a la certificación de las empresas B.
  • A los participantes se les preguntó si creen que hacen falta más personas que quieran invertir en empresas B (“inversionistas de inversión”); un 93% respondió que sí es necesario, mientras que tan solo un 4% dice que ya existen suficientes y un 3% dice que no deberían existir más inversionistas con ese foco.
  • Al enfocarse en las grandes empresas, se les preguntó si realizan capacitaciones a sus empleados para generar conciencia sobre el triple impacto; un 33% respondió que sí, un 46% respondió que no y un 22% respondió que no le interesa. También se les preguntó si las grandes empresas deberían incluir la estrategia de triple impacto: un 95% respondió que sí deberían hacerlo, mientras que tan solo un 1,44% contestó que no es necesario y el resto dice que no se encuentra debidamente informado.
  • Finalmente, se les preguntó si creen que el gobierno ha hecho suficiente para promover a las empresas que tengan una estrategia de “triple impacto”; un 11% dice que sí lo promueve, y un 31% dice que no lo promueve, un 58% dice que si lo promueve, pero no lo suficiente, lo que demuestra un trabajo aún incompleto por parte del gobierno.

DESCARGA AQUÍ el completo estudio de
‘Percepciones y expectativas económicas de las pymes’ Medición N°23, marzo 2019 – Responsabilidad del Impacto Social y Ambiental de las empresas.