Muchos líderes no saben a ciencia cierta cómo postular a una licitación pública en el país. Consideran que se trata de un proceso complejo que se halla fuera de su alcance. Nada más lejos de la realidad. Gracias a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, ofertar en estos concursos es de lo más sencillo. Aprende cómo hacerlo a continuación:

Regístrate en Mercado Público y en Chile Compra

Antes que nada, debes saber que para postular a cualquier licitación pública tienes que inscribirte en:

Se trata de un procedimiento sencillo en el que sólo hay que completar los formularios de registro y validar los datos.

El Registro en Chileproveedores reporta beneficios adicionales para las empresas, tales como:

  • Facilitar e igualar el acceso a las oportunidades de negocios.
  • Reducir en un 50% los costos asociados a la postulación en licitaciones de Mercado Público.
  • Simplificar a 24 horas el proceso de participación en Mercado Público.

Según datos de Chile Compra, Mercado Público es la plataforma de comercio electrónico más grande del país. A través de ella más de 850 organismos del Estado adquieren bienes y realizan contrataciones a más de 125 mil empresas, por un monto total que supera los 10.200 millones de dólares anuales (cerca del 3,5% del PIB de Chile).

Busca la licitación más atractiva

En la página inicial de Mercado Público encuentras un magnífico buscador, que te permite encontrar oportunidades de negocio alrededor de todo el país. Sólo tienes que seleccionar los criterios de búsqueda (región, rubro, fecha, organismo público, etc.) e introducir una palabra clave. Inmediatamente se desplegará un listado de resultados acorde a tu consulta.

Luego, todo es cuestión de revisar de manera atenta las ofertas. Recuerda que una licitación pública es un proceso mediante el cual las empresas que cumplen con los requerimientos de ciertas bases participan en un concurso para convertirse en proveedores del Mercado Público.

Por lo tanto, tienes que asegurarte de cumplir con todas las exigencias. Revisa la fecha de vencimiento, el detalle de los servicios y productos requeridos, formularios anexos y demás requerimientos que demuestren la idoneidad técnica y financiera de las empresas postulantes. Si no cumples alguno de ellos, es mejor que descartes la opción de ofertar; perderás tu tiempo y harás perder el de los evaluadores.

Oferta a la licitación seleccionada

Al abrir la licitación, encontrarás en la parte derecha superior el ícono “Ofertar”.

Al dar clic sobre éste, el sistema te solicitará tu usuario y contraseña. Luego de introducirlos, la plataforma te habilita para ingresar todos los requerimientos que solicita el comprador.

Ten presente que el envío de los antecedentes requeridos está sujeto a un plazo determinado en las bases de la licitación. Por lo cual, si no envías la oferta con todos los antecedentes,  dentro de la fecha límite quedarás fuera del proceso.

Cierra el proceso

El proceso de licitación se cierra enviando tu oferta. Al hacerlo recibes un comprobante. Verifica que la información que contiene es correcta, incluso el listado de los archivos adjuntos.

Recuerda que puedes editar tu oferta hasta antes de la fecha de cierre.

¡Así de fácil! Ya sabes cómo postular a una licitación pública. Sin duda alguna, esta plataforma hace mucho más fácil el proceso. Sin embargo, para tener mayores garantías, es importante que te capacites en lo que se refiere a reglamento, leyes y normativas relacionadas con compras públicas.

Algunas de estas licitaciones pueden requerir que adjuntes una póliza de seriedad de la oferta. Este es un Seguro de Garantía que tiene el objetivo de asegurar al organismo del estado que haya publicado la licitación que no está perdiendo el tiempo al revisar tu oferta, ya que, como dice el nombre, tu oferta es en serio y que de ganarte la licitación, la tomarás. No te preocupes, que en AVLA la puedes conseguir de manera simple y rápida. Adquiere una póliza de seriedad de la oferta aquí.

Compártelo en