En esta nueva medición realizada por AVLA, en donde participan mensualmente gerentes, directores y profesionales vinculados a las pymes chilenas, se pudieron vislumbrar gran cantidad de datos positivos entorno al sector, lo cual se refleja en el 54,12% de las pymes en Chile que han participado en procesos de compras públicas más de una vez.

 

Frente a la pregunta sobre si han participado en una licitación a través de la plataforma ChileCompra o Mercado Público, un 31,8% de las pymes señalaron que no, mientras que un 14,7% lo ha hecho una vez y un 54,12% en más de una oportunidad. Luego se les consultó si conocían el nuevo sistema para realizar este proceso en montos menores a 100 UTM, a través de la Firma Electrónica Avanzada (FEA), y sólo un 5,3% declaró saber de qué se trataba.

La investigación, en la que participan más de 30.000 gerentes, directores y profesionales vinculados a la pequeña y mediana empresa, tiene como objetivo identificar y conocer los niveles de confianza y evaluación de este sector sobre la economía del país y su propia situación.

“El Estado juega un rol muy importante como fuente de ingresos para las pymes. En ese sentido, es muy positivo que dos tercios de ellas alguna vez hayan participado de licitaciones públicas. Estamos hablando de un nivel de penetración bastante profunda”, explica Nicolás Méndez, gerente de Estudios de AVLA, compañía de servicios financieros para empresas.

Expectativas económicas

En cuanto a la percepción de la economía, en octubre de 2017, menos de la mitad de las pymes sostenía que el país se dirigía por “un buen camino” (40%), situación que cambió con la instalación del nuevo gobierno, subiendo sostenidamente este año hasta un a un peak de 73% (septiembre).

Sin embargo, en la medición del décimo mes se generó un quiebre respecto a la tendencia experimentada durante 2018 (57,3%), pero en noviembre retomó su rumbo y avanzó hasta un 65,88%.

Por otro lado, un 50,6% de las pymes estiman que en los próximos 6 meses la situación de “su empresa” va a “mejorar”, aumentando el optimismo de manera leve en comparación con la última medición (48,9%); mientras que sólo un 19% asegura que el sector va a “empeorar”.

Aquí es donde se observa el mayor cambio, pues en la última medición el 42% consideraba que su proyección en ámbitos generales era mala.

Del mismo modo, un 65,88% de los encuestados señaló que el país -en aspectos políticos, económicos y sociales- va por un “buen camino”, un importante aumento frente al 57,3% observado en la medición de octubre de 2018.

En tanto, un 40% afirmó que sus ingresos aumentaron y un 30,59% aseguró que disminuyeron. “Creemos que es un buen indicio que la mayoría de las pymes considere que su situación va a mejorar en ese horizonte. Esperamos que esto pueda tener impacto en el dinamismo de este sector durante los primeros meses de este año”, dice Méndez.

Respecto al perfil de las pymes consultadas, el 21,4% aseguró pertenecer a la construcción, el 14% al comercio y el 11,2% a otras actividades de servicios. Además, el 26,4% de ellas tiene de 3 a 5 trabajadores.

Fuente: Pulso – La Tercera