Según el último Índice de Percepción Económica de las Pymes -que realiza AVLA-, un 16% de las pequeñas y medianas empresas señala que quienes son parte de este segmento etario “se adaptan mejor a los cambios”. En tanto, un 17% considera que es un problema que estén “en constante búsqueda de nuevas oportunidades laborales”.

 

Los millennials se adaptan mejor a los cambios (16%), pero están en constante búsqueda de nuevas oportunidades laborales (17%). Estas son algunas de las conclusiones del último Índice de Percepción Económica de las Pymes (IPEP) -que realiza AVLA-, que además reveló que un 83,6% de estas empresas poseen trabajadores de este segmento etario.

Los millennials (o Generación Y) son un segmento que representa parte importante de la fuerza laboral del país. Según datos de Laborum, se trata del 45% del total de quienes trabajan. “En el pasado las personas buscaban entrar a una buena empresa a hacer carrera durante la mayor cantidad de años posibles, y sentían que eso era un gran beneficio. Hoy, los millennials buscan poder compatibilizar su vida personal con la laboral”, afirma María Jesús García-Huidobro, vocera de Laborum.

Por este motivo es clave poner atención a algunos aspectos. “A veces se dice que esta generación es poco comprometida con las empresas, pero eso no es verdad. Estos pueden ser leales, eficientes y un gran aporte a sus organizaciones, a medida de que se sienten motivados y entienden que están en un lugar que los representa”, afirma García-Huidobro.

Este es un mensaje que las pymes comienzan a entender. “Están sabiendo adaptarse a las necesidades de los millennials. Flexibilidad horaria y programas de incentivos o reconocimiento laboral, son las prácticas más usadas. También es muy valioso que al preguntar sobre la relación de este segmento etario con otros grupos en la pyme, la respuesta mayoritaria es que se produce un intercambio de ideas para un mutuo aprendizaje”, señala Camilo Espinosa, Gerente de Marketing y Estudios de la empresa de servicios financieros para empresas, AVLA.

Esta elevada presencia de millennials en este sector de la economía, conlleva una importante responsabilidad. “El desafío de la pyme es poder capitalizar los conocimientos tecnológicos de esta generación, produciendo un mayor compromiso con la organización. Eso se ve reflejado en que esos dos conceptos son las ideas que más se repiten cuando se pregunta por palabras que sirvan para describir a esta generación”, afirma Espinosa.

 

Perspectivas económicas

 

En la edición de julio del estudio que realiza AVLA, se continúa reflejando una confianza en el entorno político, económico y social del país por parte de las pymes. Sin embargo, el indicador se sitúa en 76 puntos; lo que se traduce en un retroceso de seis unidades en comparación con la medición de junio, la que se situó en 82.
De esta manera, un 30% de las pymes considera que la situación general de “su empresa” es buena, mientras que sólo un 7% estima que el escenario general del sector es positivo.

Por otra parte, existe un clima de optimismo en este sector de la economía. Un 55% cree que en los próximos seis meses el estado de “su empresa” va a mejorar, mientras que un 35% asegura que la situación general de las pymes va a tender al alza.

“Si bien hay una consolidación en el terreno del optimismo en las pymes, vemos como en los últimos meses se ha producido una moderación en ese sentimiento, lo cual se ve reflejado en que en la medición de julio, el indicador de expectativas de las pymes retrocedió seis puntos, que es el nivel más bajo desde febrero de este año”, explica Espinosa.

Pero esto no reviste un mayor riesgo, pues sigue sosteniendo la expectativa el hecho de que 7 de cada 10 pymes ve que el país va por un buen camino. Eso es un gran contraste en relación con lo que mostraba el estudio hace un año respecto de esa pregunta.

Fuente: Pulso – LT