No importa el tamaño de tu empresa: si los trabajadores se van de la compañía, hay un problema que necesita resolverse, y pronto.

Cuando uno de tus buenos colaboradores renuncia, comienzan nuevamente una serie de desafíos importantes: no solo debes buscar un reemplazo con perfil similar y considerar el costo de capacitarlo, sino que además se genera un impacto en el equipo de trabajo que es imposible de predecir, lo que claramente disminuye la productividad de la empresa.

Es así como la retención de los empleados se hace una de las variables fundamentales de una compañía exitosa, ya que asegura mantener un buen ambiente de trabajo (si es que este efectivamente existe), una buena gestión del conocimiento e incluso aumenta la lealtad del consumidor, lo que a su vez puede traducirse en un aumento en las ventas.

Estrategias de retención de empleados

No es extraño escuchar hablar de que trabajar en empresas como Facebook o Google tiene una serie de beneficios, muchas veces imposibles de alcanzar para las PYMES, ya que claramente no poseen tantos recursos como este tipo de compañías multimillonarias.

Considerando esto, ¿cómo pueden las pequeñas y medianas empresas aumentar su retención de empleados para ser competitivas en el mercado? Las siguientes estrategias te permitirán conseguirlo:

1. Incentivar la comunicación e innovación

En las PYMES los equipos de trabajo son más pequeños, lo que puede llegar a ser una gran ventaja cuando se trata de crear un ambiente de trabajo orientado a la comunicación, creatividad e innovación.

Es necesario hacer sentir a los empleados PYME lo suficientemente cómodos como para que sientan libertad de compartir ideas nuevas y creativas. Así, se fomenta la innovación dentro de la empresa, dejando claro que las ideas propuestas son importantes y constituyen un verdadero aporte para la compañía.

Además, la comunicación y la confianza son determinantes para fomentar el feedback, tanto entre pares como entre el superiores y subordinados. Si eres el jefe directo, sería una buena idea generar evaluaciones periódicas en donde, además de intercambiar opiniones, puedas saber qué aspectos mejorar dentro de la empresa para mantener contentos y comprometidos a tus colaboradores.

2. Ser flexible

Si bien las PYMES no se pueden dar el lujo de dar muchos beneficios económicos, sí pueden dar otro tipo de regalías a sus empleados. Por ejemplo, flexibilidad de horarios o la posibilidad de trabajar de manera remota. En definitiva, mecanismos que permitan hacer un buen balance entre la vida personal y laboral.

Estas formas de compensación son beneficiosas tanto para los empleados como para la misma empresa, y aunque aún son muchas las empresas que no las aplican por miedo o desconocimiento, este tipo de prácticas pueden ser de gran utilidad para la compañía.

La flexibilidad laboral posee muchos beneficios, entre ellos, un aumento de la productividad, disminución de costos para la empresa, mejoramiento de la salud de los trabajadores y del ambiente de trabajo. Si quieres aumentar el compromiso de tus empleados, esta es una muy buena forma de hacerlo.

3. Incluir a los empleados en los procesos de la empresa

Los empleados PYME comprometidos con el modelo de negocios de una empresa son aquellos que se sienten identificados con la misión de la compañía y que se sienten incluidos en el proceso de cumplir esa misión.

Es importante que compartas tu misión y tus planes a todos los colaboradores de la compañía, que los hagas partícipe de los procesos de la empresa en su totalidad y que mantengas vivo el espíritu de equipo, para que sus miembros trabajen alineados con la misma intensidad y nivel de compromiso que tú sientes por la compañía.

4. Compartir y celebrar los logros

En línea con lo anterior, es importantísimo en un equipo de trabajo celebrar y compartir en conjunto los logros, tanto individuales como grupales.

Si compartes los logros individuales con los demás miembros de la empresa, los empleados se sentirán valorados por su trabajo y seguirán motivados por cumplir sus objetivos. Además, los colaboradores se sentirán parte de la meta cumplida, aumentando el compromiso con la compañía y la motivación por trabajar en equipo se verá fortalecida.

Estas son solo algunas formas de mejorar la retención de los empleados -algo de especial importancia en una PYME-, permitiendo elevar la productividad y mejorar los resultados del negocio.

La base de cualquier empresa son las personas y, si realmente quieres que la tuya sea competitiva y exitosa, debes mantener esta base lo más sólida posible, para que puedas construir sobre ella cimientos de calidad. En definitiva, es fundamental cuidar a tus empleados y aumentar la retención, para logar una continuidad en el proceso que te permita llegar a los resultados deseados.