¿Las redes sociales de tu empresa están en auge pero eso no se traduce en mejoras para tu negocio? ¿No ves resultados? Cuando se trata de relaciones con los clientes, los signos de descontento no siempre son tan obvios. Cambios sutiles en el comportamiento online, por ejemplo, podría insinuar lo que está pasando.

Estas son las maneras que te podrán ayudar a interpretar de manera apropiada las acciones de tus consumidores, sacarle ventaja a las potenciales pérdidas y mantenerlos “enganchados” con tu compañía.

Retirada virtual: No son ellos, eres tú

Comencemos con tus resultados de marketing de correo electrónico y de redes sociales. Es importante tomar en cuenta cambios en las tasas de apertura de los correos que envías frecuentemente por parte de tus clientes.

Las razones más comunes de una baja en la falta de compromiso de los clientes son el exagerado contenido promocional y mandar una excesiva cantidad de correos. Ten en cuenta que es muy probable también que el email de tu compañía esté archivado como spam.

En las redes sociales, hay herramientas analíticas gratuitas ofrecidas por cada red social. Por ejemplo, Google Analytics que es una herramienta imprescindible si estamos gestionando la comunicación y las redes sociales de nuestra administración. O el caso de Facebook, con Facebook Insights, que ofrece unas analíticas muy completas que nos aportan datos tan interesante cómo la edad y el sexo de nuestros seguidores, el alcance de cada una de nuestras publicaciones para saber qué temas interesan más o menos a nuestros usuarios.

Así podrás saber la frecuencia con la que los clientes se involucran y en qué nivel. La clave del compromiso exitoso en este tipo de plataformas es iniciar conversaciones, responder a preguntas, compartir, publicar y vincular a noticias relevantes.

El cliente siempre es lo primero

Ofrece a tus clientes siempre lo mejor y mantente dispuesto a comunicarte con ellos las 24 horas del día. Email y mensajes son herramientas que pueden servir como vía de comunicación directa, además de ser canales personales para que consulten sus pedidos o aclaren todas las dudas que surjan.

Di la verdad de tu producto sin adornar la característica de este. Cuenta las cosas siempre tal como son a la hora de hablar con los clientes. Lo más apropiado es contar lo bueno y no ocultar lo malo de tu producto mostrando la realidad. De otro modo, tu cliente perderá la confianza, lo que acabará manchando o perjudicando el nombre de tu Pyme.

El mundo en el que vivimos ha cambiado y la transparencia ya no sólo es necesaria, sino que es imprescindible, por lo que es vital adaptarse a esta nueva manera de comunicar.

Identifica a los clientes que vale la pena retener

Es posible que sepas que un pequeño porcentaje de tus clientes a veces puede manejar el porcentaje más alto de tu negocio. Sin embargo, con demasiada frecuencia, los propietarios de negocios pueden encontrarse tratando de complacer a los clientes que nunca estarán satisfechos.

Es recomendable centrarse en la participación de los clientes que serán habituales. Muchos pueden ser fáciles de detectar en función de su frecuencia de visitas, compras y participación en línea. Ocupa las herramientas analíticas gratuitas ofrecidas por cada red social (mencionadas anteriormente), para detectar todos estos datos.

Ejecuta formas para aumentar el nivel de compromiso de tus clientes con tu empresa. Estas pueden ser a través de una muestra de agradecimiento por su apoyo con un mensaje personalizado o tomando en consideración su opinión invitándolos a participar en encuestas online.

Con estos consejos podrás leer de mejor manera las sutiles señales de tus clientes y continuar fidelizándolos en tu negocio.