A medida que las empresas van creciendo necesitan mejorar su productividad, la eficiencia de sus procesos y sus canales de información. Los softwares ERP (Enterprise Resource Planning) vienen precisamente a solucionar estas necesidades, ya que tienen el objetivo de ayudar a todo tipo de empresa en su administración.

Los ERP permiten crear una base de datos integrada y compartida con mayor información y más certera que facilita la gestión de una empresa en todas sus áreas. Dicha información puede ser visualizada en la pantalla de un computador o en cualquier dispositivo en tiempo real, controlando y automatizando los procesos de todo tipo de empresas. Así, todos los documentaos y datos estarán disponibles en el software para cuando los necesites. Si esto no es suficiente para convencerte de su implementación, aquí te dejamos cinco razones para hacerlo.

  1. Aumenta la productividad y promueve la automatización de tareas

Un mejor manejo de la información te permitirá evitar errores con lo que optimizarás procesos, automatizando tareas y aumentando la productividad de los empleados. Se eliminará la duplicación de trabajos generada por la falta de comunicación entre los distintos departamentos, además de dejar atrás las tediosas tareas que se realizaban a mano. Está comprobado que, al reducir el componente humano, el número de errores disminuye.

  1. Mejora el proceso de toma de decisiones y la comunicación interna

Los softwares ERP te permiten tener toda la información integrada en un solo lugar, lo que posibilita hacer un mejor uso de ella para así facilitar la toma de decisiones y la coordinación entre las distintas áreas de la empresa.

  1. Garantiza seguridad de la información

Con un software ERP toda la información de la empresa estará completamente protegida en cuanto a posibles robos o accesos no autorizados a la información. Por otro lado, la información estará centralizada y con copias de seguridad programadas automáticamente en caso de cualquier fallo.

  1. Significa un ahorro transversal

Los costos se verán reducidos de manera directa debido a una mayor eficiencia de los procesos, la disminución de errores y la reducción de tareas duplicadas.

  1. Se adapta a las necesidades de tu empresa

Tipos de ERP hay muchos. Cada uno cuenta con distintas funcionalidades por lo que es importante analizar cuál es el que mejor se adapta a las necesidades de tu empresa. Además, el software evoluciona con tu empresa en relación al tamaño que ésta vaya adquiriendo.