La semana pasada te contamos sobre cómo desarrollar el modelo de negocio adecuado para tu empresa con Business Model Canvas. Hoy, veremos otra herramienta que busca lo mismo pero con diferentes objetivos, y que te ayudará a identificar y organizar las principales bases de tu negocio. Lean Canvas fue creado por Ash Maurya, quien sentía que el Business Model Canvas estaba enfocado a empresas ya establecidas, por lo que decidió hacer un instrumento dirigido especialmente a los proyectos nuevos o start-ups.

Con el fin de que el Lean Canvas fuera una ayuda para emprendedores, Maurya sustituyó algunos de los bloques que componen el Business Model para así poder enfocarse en etapas más tempranas de un negocio.

Así, el bloque en el que se indica los Socios Clave, en Lean Canvas, se cambia por Problemas, ya que una start up siempre debe tener un problema que resolver previo a la creación del producto o servicio, con lo que evitas destinar recursos a un bien o servicio que no resuelve dicho problema. Debes identificar al menos tres, que se basen en la necesidad del cliente que se detecte.

En ese sentido, Actividades Clave se reemplaza por Soluciones, pues se debe indicar cómo se solucionaría el problema identificado. Esto lo puedes probar a través del Producto Mínimo Viable, que quiere decir lanzar el producto con el mínimo de características posible con tal de poder recabar información relevante del producto y de su uso por parte de los usuarios.

Relaciones con los Clientes pasa a ser Ventaja Competitiva, es decir, aquello que te distingue de la competencia y que es difícil de copiar por otros. Esto lo puedes reconocer a través de las barreras de entrada que encuentres en el área en la que te quieres desarrollas.

También, Recursos Clave se sustituye por Métricas Clave, lo que permite ir midiendo los avances con los que se podrá tomar decisiones basadas en datos. Para esto, debes establecer cuáles son las principales acciones o actividades que se quieren medir, para así definir un conjunto de indicadores que te ayuden a medirlo.

En Clientes se agrega la opción de indicar quiénes son los “early adopters”, ya que las start-ups no cuentan con conocimiento acabado de sus futuros clientes. Por eso, este punto no cobra tanta importancia para los proyectos que se están recién iniciando. Se podrían realizar entrevistas con clientes para entender mejor cuál es la solución que ellos buscan para el problema que propones.

El Canal, los Costos y la Fuente de Ingresos se definen para solucionar directamente el problema.

De esta forma, el Lean Canvas está especialmente enfocado a proyectos emprendedores, ya que éstos se enfrentan a problemas e incertidumbres propias del inicio de un negocio. Cuando tu empresa ya se establezca en el mercado, puedes reestructurar tu modelo de negocio con Business Model Canvas.