Una buena forma de aumentar las ventas de tu negocio y, a su vez, expandirlo es a través de la exportación de sus bienes y servicios. La globalización a la que está sujeto el mercado va en crecimiento y la internacionalización de tu empresa puede ser el camino para asegurar un buen futuro. Sin embargo, el proceso requiere de bastante dedicación y es importante que realices toda la tarea previa, que requiere de mucho estudio e investigación. Estos son algunos de los pasos que deberás considerar antes de comenzar a exportar.

Planifica una estrategia

Antes de lanzarte a la internacionalización es fundamental hacer una estrategia del plan de exportación. Define las metas del negocio, los objetivos específicos, de qué forma financiarás la operación y cómo vas a promocionar y vender tu producto o servicio.

Estudia tu mercado de destino

La parte más importante de la exportación de tus productos es encontrar un buen país de destino, que se adecúe a las oportunidades y necesidades de tu negocio. Para eso, debes investigar cuál es el potencial de cada mercado que te interesa, el nivel de competencia y cuál es la regulación de comercio que existe en el país correspondiente.

Identifica tu target

Determina el tipo de consumidor al que tus productos irán dirigidos, además de potenciales clientes. Adáptalos a la idiosincrasia de cada país al que quieras acceder y analiza las empresas a las que les pretendes vender.

Investiga tu competencia

Que exista competencia directa en el país de destino no es necesariamente una mala noticia. Eso significa que hay un mercado al que puedes acceder y sacar provecho con tus productos. Identifica si son empresas nuevas o si llevan mucho tiempo operando. Saber cómo actúa la competencia te permitirá adaptarte a las necesidades de la industria.

Elabora un plan de distribución

Debes pensar cómo distribuirás los bienes o servicios que quieres ofrecer, como por ejemplo el canal que piensas usar, o si lo harás a través de agentes o directamente con compradores. Ten claro la logística que esa decisión implique.

Desarrolla una estrategia de marketing

Es recomendable que desarrolles una estrategia de marketing y comunicación que te permita posicionarte como marca. Con esto, podrás llegar más fácil a los clientes que buscas. Utiliza las ventajas de las redes sociales, que no tienen fronteras y que hoy en día resultan ser muy eficientes.